Tiempo actual



Meteoclimatic

PRECIPITACIÓN RECOGIDA MANUALMENTE CON PLUVIÓMETRO HELLMAN
Precipitación julio (mm) 2.5
Precipitación año agrícola 2016-2017 (mm) 718.6


Meteograma de las Navas para las próximas 48 horas (Modelo del Centro Europeo)

Meteograma




miércoles, 13 de febrero de 2013

Mercurio en los atardeceres de febrero

El planeta Mercurio brindará una hermosa vista de dos semanas de duración durante el mes de febrero de 2013. El espectáculo comienza aproximadamente media hora antes de la puesta del Sol. Examine el horizonte, observe el lugar donde el resplandor del Sol es más potente y, si el cielo está claro, Mercurio debería emerger en el atardecer como un brillante puntito de luz de color rosa. Mercurio por sí mismo no es rosa, pero con frecuencia se torna de ese color debido a los tonos rosados del Sol al atardecer.

Durante los primeros días de febrero al lado de Mercurio aparecerá Marte, que brilla con un débil tono rojizo, a apenas un grado de distancia de Mercurio.

A medida que transcurra febrero, Mercurio irá ascendiendo en el cielo al atardecer e irá iluminándose a medida que se eleve. Desde el 11 de febrero hasta el 21 de febrero, el "planeta rosa" será visible durante una hora después de la puesta del Sol.

Vista prevista para el atardecer del 14 de febrero a las 19:35 en un punto de Sevilla ( programa Stellarium)

Mercurio gira alrededor del Sol aproximadamente tres veces más cerca que la Tierra; rota apenas tres veces sobre su eje cada dos años de Mercurio, es decir, sus días duran casi lo mismo que sus años (un día de Mercurio es 2/3 de su año). Este lento giro bajo el infierno solar "cocina" la superficie de Mercurio hasta dejarla completamente seca y aumenta su temperatura diurna a 425 grados Celsius, lo cual es lo suficientemente caliente como para derretir el plomo. Esto parecería ser un sitio donde no habría demasiadas probabilidades de hallar depósitos de hielo; sin embargo, eso es lo que confirmó la sonda MESSENGER: Mercurio posee hielo suficiente en sus polos como para revestir Washington DC con una capa de agua congelada de 3,2 kilómetros  de espesor.

La existencia de hielo en Mercurio es posible porque la inclinación del eje de giro del planeta es prácticamente cero (menor que un grado), de modo que hay huecos en los polos del planeta que nunca ven la luz del Sol. Las áreas en sombra en cada extremo del planeta, que tiene abundantes cráteres, resultan ser lo suficientemente frías como para congelar y albergar agua.

Pero la sonda MESSENGER descubrió algo más: la mayor parte del hielo de Mercurio está recubierta con una misteriosa sustancia oscura. Los investigadores no saben con exactitud de qué se trata pero sospechan que es una mezcla de complejos compuestos orgánicos que llegaron a Mercurio a través de los impactos de asteroides y cometas.

Noticia: NASA.gov

No hay comentarios:

Publicar un comentario